Cruz del Castillo

Euskal Herria, aparte de en otro ciento de detalles, tiene la capacidad de sorprendernos a lo largo de su constreñida geografía con sierras y cordilleras que aparecen como flores espontáneas nacidas aquí y allá tras un chaparrón. Aralar, Gorbea, Aizkorri… son sierras célebres, requetepateadas y perfectamente comunicadas que todo el ambiente mendigoizale conoce concienzudamente. Sin embargo, este ramo que es Euskalherria nos sorprende a veces con flores lejanas, desconocidas, mudas de noticias para nosotros, y a años luz de muchos de nuestros planes. De una de estas sierras hablamos ahora: la sierra de Kantabria.

i44.photobucket.com

i44.photobucket.com

Esta sierra, sita entre las comarcas alavesa de la Montaña Alavesa y la Rioja Alavesa, es parte individual de una serie de cordilleras que se formaron con un único plegamiento. Así, las sierras de Kodes, Ioar, Costalera, Kantabria y las montañas como Peña Alta, Toloño… forman una larguísima sucesión de cimas y rocas que cruzan al menos la mitad S de Araba, de este a oeste, y que brinda un mundo nuevo a aquellos que siempre se habían refugiado en la notoriedad de otras grandes sierras.
En la Sierra de Cantabria hay un monte que destaca sobremanera: el Palomares (1446m). Pero para ciertas edades no se puede decir que éste pico célebre sea cosa hecha. Sus empinadas pedreras, los vértigos de su arista y sus escondidos caminos nos hacen dejarlo para otra ocasión (lo prometemos).
Ahora os proponemos otro plato, que si bien es más sencillo, no por ello es menos sabroso. Se trata de ascender a la Cruz del Castillo, cumbre cosida a la mole de Palomares, situada en el extremo oriental de la cresta.
Partiremos del pueblecito de Lagrán, a 6km de Bernedo. En el centro del pueblo está la plaza, y a su derecha, sale la pista ancha que cruza los inmensos pastizales de Lagrán. Seguiremos recto hasta empezar la cuesta arriba, y una vez dejadas atrás las tierras de labor, el camino nos llevará serpenteando cuesta arriba. A veces el camino intenta hacer las cosas por su cuenta y decide ponernos en un brete, dudando. Para estos casos tomar la referencia de la cresta – visible a través de los árboles- y tirar, en la mayoría de los casos, por el centro, ya que los caminos que en un momento dado salen a la derecha e izquierda no suelen ser sino rodeos que nos van a llevar al mismo sitio.
El camino discurre así, por entre un bosque grandioso -y en otoño mágico- hasta el Puerto del Toro (1202m), especie de hombro donde se ciñen los dos cordales de Palomares y S. Tirso. En esta cota, con su impresionante visión a derecha e izquierda cogemos el camino a la derecha, que poco a poco irá subiendo. El camino es estrecho y circula entre pasillos angostos en los cuales árboles, arbustos y zarzas nos acariciarán, como un paseo triunfal entre miles de fans, hasta bordear el monolito rocoso que construye la cima.
Llegados al último collado se alza delante nuestro toda la cresta de Palomares, imponente y prohibida y vemos a la derecha la cruz que da nombre a esta montaña, y por el senderito – cuidado con la piedra suelta- nos agarramos a ella, exhaustos por el cansancio pero más por la belleza de lo que se extiende ante nosotros. La vista se pierde hasta La población e Ioar, Toloño, al SO la Sierra de urbión, al NO Gorbeia. Y debajo nuestro, toda la sucesión de piezas de colores amarillo- ocráceos que forman el puzzle donde hombres como nosotros trabajan, viven, lloran y sufren.
La Iradier y el Ayto. de Lagrán dan constancia de su realización al elegir aquella cruz, y dan constancia de 36m más, medidos erróneamente (1396, cuando la realidad son 1432).

Notas:

•  Tiempo de subida: 2h 15´
•  No hay agua subiendo, cogedla en el pueblo
•  Si podéis, subid a ver quién distingue más colores en este bosque. Es, de verdad, MÁGICO
•  Para ir a Lagrán, o estáis acampados por la zona (hay zonas buenas, por si os interesa buscar), o vais en coche propio.
•  Sugerencias: si disponéis de coche, toda esta zona está plagada, hasta Sta. Cruz de Kanpetzu de cumbres y paseos preciosos.
•  Que no se le ocurra a nadie aventurarse con chavales y sin conocimiento propio por la cresta de Palomares. Esto se lo dejamos a los que sepan ¿vale?

Leyenda

La cruz del castillo, vigía de antiguos caminos.
Mientras los hombres que se repartían las tierras eran los mismos que vivían en ellas, las montañas fueron lugares de unión y no líneas divisorias. Cuando los repartos se hicieron en los despachos, entre capitostes ajenos a los problemas de las gentes a las que gobernaban, las fronteras se trazaron muchas veces siguiendo las cadenas montañosas, con el pensamiento puesto en lo fácil que resultaba instalar en ellas fuertes torres de vigilancia. Así, a menudo se separó a comunidades que habían estado siempre relacionadas.
A las montañas subían en verano los pastores de distintas zonas con sus ganados, pero sus collados eran también lugares de paso de los caminos por los que se intercambiaban productos de unas comarcas a otras. Toda esa intensa actividad del pasado podemos intuirla en lugares como el Puerto de Toro, entre Laguardia y Lagran, por donde discurrían los arrieros de la Rioja hacia la costa, transportando vino, para regresar con pescado seco.
Sobre el portillo esta la Peña de la Cruz del Castillo, donde efectivamente hubo una torre fortificada, desde la que se vigilaba que nadie fuera asaltado a lo largo del camino.
La sierra constituye un impresionante afloramiento calizo. La ladera norte es un hayedo donde antaño trabajaban los carboneros, mientras que en la meridional prosperan carrascas y quejigos. Los antiguos pastizales están hoy cubiertos de boj y sólo los amantes de la naturaleza hollan estos antiguos caminos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: